Cómo prevenir ataques de ciberseguridad en las pymes y pequeñas empresas

Cómo prevenir ataques de ciberseguridad en las pymes y pequeñas empresas

Las organizaciones de menor tamaño se han convertido en el blanco perfecto de los ciberdelincuentes. ¿Cómo evitar caer en sus redes? Te damos las claves para mitigar los riesgos.

Si hasta hace unos años los ciberataques iban dirigidos a las grandes corporaciones, hoy, los negocios de menor tamaño son la presa ideal de los ciberdelincuentes. Pese a tratarse de una realidad, la ciberseguridad sigue siendo la asignatura pendiente de las pymes y pequeñas empresas.

¿Y qué puede ocurrir si desatendemos la protección digital de nuestra organización? Pérdidas económicas, mala imagen… Nada bueno, si queremos mantener la confianza de los clientes en nuestro negocio. Por tanto, debemos esquivar este desenlace indeseado aplicando medidas detectivas y proactivas.

Consejos para evitar ciberataques en una pyme

Adherirnos al “prevenir antes que curar” pasa por cumplir con estas pautas:

1. Detectar vulnerabilidades y riesgos tecnológicos

El primer paso para prevenir ataques de ciberseguridad en la pequeña empresa consiste en identificar nuestros puntos débiles a nivel digital. Debemos estudiar nuestros activos realizando escaneos y revisiones de vulnerabilidades que nos permitan conocer nuestros riesgos tecnológicos; sobre todo, en aquellos activos que dan soporte a los procesos críticos del negocio.

2. Proteger dispositivos

Ordenadores, tablets, smartphones… Todos ellos son susceptibles de sufrir amenazas digitales. Para sortearlas hay que actualizar el software con su última versión y proteger los equipos con sistemas antimalware. También, usar un firewall o cortafuegos y utilizar contraseñas seguras que impidan los accesos no deseados sobre los mismos.

Asimismo, podríamos restringir el acceso al sistema otorgando permisos únicamente a administradores autorizados. Igualmente, acciones tan simples como proteger las redes inalámbricas y navegar por internet de forma segura favorecen nuestro objetivo.

3. Salvaguardar los datos de la empresa

Debemos estudiar los procesos que empleamos para almacenar la información. Además, responderemos a preguntas como ¿permanecen estos datos en un lugar seguro? ¿Podríamos recuperarlos si los perdemos? ¿Quién podría desearlos? Además, resulta vital efectuar backups o copias de seguridad (tanto graduales, de manera diaria, como totales, periódicamente).

4. Realizar planes de formación para los empleados

En la mayoría de las ocasiones, los empleados se erigen como la puerta de entrada de los atacantes. Con que un solo trabajador sea víctima de un ataque de phishing, un ciberdelincuente podría disponer de acceso sobre nuestra organización y, por tanto, sobre los datos de la empresa. Resulta fundamental, pues, establecer una cultura de la seguridad en la organización para alertar al personal sobre los riesgos.

Es posible instituir algunas de estas claves internamente, pero para implantar una potente estrategia de ciberseguridad se antoja necesaria la ayuda de profesionales. Como empresa especializada en ciberamenazas, analizaremos tu caso y diseñaremos medidas adaptadas a tu negocio. Conoce las soluciones de ciberseguridad de Seresco y evita sustos y situaciones de riesgo.

La mejor solución para prevenir un ataque de Ciberseguridad, es estar preparados.

Artículos relacionados

ISO 27002:2022 Nuevos controles e impacto en la organización
Cómo mejorar la ciberseguridad de tu empresa con el programa de ayudas Kit Digital
Ciberataques relacionados con la guerra de Ucrania